Historias de uniformes de trabajo con disfraces

Una fantástica idea para que los niños disfruten de interpretar el trabajo que quizás quieran ser cuando sean grandes, es jugando a tener el rol del disfraz que han escogido usar. Existe una gran variedad de oficios profesionales que han sido llevados al mundo de los disfraces, de ésta manera los niños demuestran disfrutar mucho de la situación que recrean en torno a su disfraz, contribuyendo y fomentando el desarrollo, la imaginación y creatividad de los pequeños de la casa, siendo capaces de ponerse en lugar de otra persona, esto solo se logra con un disfraz.

Entre algunos de los disfraces más buscados por los niños tenemos el disfraz de Bombero, con un atuendo particular y una manguera para apagar incendios, muchos niños sueñan cuando sean grandes ser uno de ellos y salvar vidas de situaciones de incendios.

El disfraz de Policía, también es uno de los más buscados por los niños, es un personaje que inspira respeto y es ideal para los niños que deseen poner el orden entre su grupo de amigos. El disfraz de Marinero, es para muchos padres un disfraz muy lindo para que sus niños usen y personifiquen.

Para las niñas y niños es común que quieran disfrazarse de Doctoras (es) o Enfermeras (os), y es lo que quieren ser cuando sean adultos, pero mientras son niños juegan a interpretarlos y asumen su rol, cuidando y curando a sus muñecos y a otros niños.

Otro disfraz muy divertido para los niños es el de Pintor, ellos además de sentirse como artistas, ponen en práctica sus habilidades con el pincel y la acuarela.

Muchos niños también buscan representar a través de los disfraces adultos a sus maestros, a su papá o a su mamá, en este caso podemos observar como los niños perciben a los adultos, y por lo general tienden a repetir el comportamiento que han observado de sus padres o maestros de escuela y lo ponen en práctica con sus muñecos y amigos.

En importante que los niños aprendan a distinguir la realidad, de su imaginación y que todo tiene su momento, sin embargo, ellos son felices cuando se disfrazan y jugando recrean situaciones y los personajes que más les gusta. De esta forma aprenderán a negociar, para saber de qué se querrán disfrazar y una vez disfrazados iniciar un juego conjunto, con sus reglas y sus normas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *