Rueda seguro y con Confianza en tu Ciclomotor

Los ciclomotores surgen como un medio de transporte innovador y a la vez práctico para realizar las labores cotidianas, y aunque tienen dos ruedas, no son lo mismo que una moto.

Esto es debido a que los ciclomotores operan con motores de cilindradas menores a los cincuenta centímetros cúbicos y la velocidad máxima que pueden alcanzar es de cuarenta y cinco kilómetros por hora.

Pese a que la percepción del público en general, es que este medio de transporte es más seguro que una moto o un carro, debido a que no alcanzan grandes velocidades, para los seguros la normativa que se aplica a los ciclomotores es la misma que se aplica a los carros y a las motos.

En España cuando se adquiere un ciclomotor es obligatorio contratar un seguros ciclomotor para comenzar a circular libremente con él, lo único realmente obligatorio para los conductores de ciclomotores con respecto al seguro, es contratar un seguro de responsabilidad civil, que cubra los daños a terceros.

Es decir está obligado a contratar y mantener vigente una póliza que cubra los daños que pueda ocasionarle a otras personas o a terceros, esto está estipulado en el artículo 2 de la “Ley sobre Responsabilidad Civil y seguro en la circulación de vehículos a motor”.

El Seguro y los Ciclomotores

Así como los seguros para carros y motos, el seguro obligatorio solo se especifica en la responsabilidad civil del conductor, pero se pueden conseguir seguros que ofrecen coberturas mayores.

Se puede optar por un seguro a terceros ampliado, es una póliza ideal para aquellos que buscan una póliza que no sea excesivamente costosa y que además ofrezca algo adicional a la cobertura básica, incluye generalmente cobertura por robo o incendio, asistencia en la vía y seguro del conductor.

Están los seguros a todo riesgo, en este la cobertura es mucho más amplia, además de la cobertura básica de responsabilidad civil, se incluyen daños por incendio, robo, asistencia en viaje y asistencia al motorista, defensa jurídica y reclamación de daños, daños en casco y vestimenta, moto de sustitución y animales cinegéticos.

Y finalmente se puede optar por una póliza a todo riesgo con franquicia, en este caso la seguradora no se tendría que hacer cargo del costo total de la reparación de los daños del ciclomotor.

Cuando se contrata este tipo de seguro, al momento de firmar ambas partes acuerdan de que parte de la reparación se harían cargo cada uno, en caso de que ocurra algún siniestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *